LA FAMOSA RECTIFICACIÓN CERVICAL

cuello rectificado

LA FAMOSA RECTIFICACIÓN CERVICAL

El dolor de cuello es un problema de salud común y cada vez más relevante en la calidad de vida relacionada con la salud, no solo en los países industrializados. Los números disponibles informan que el 70% de los adultos la padecen en algún momento de su vida, mientras que entre el 10% y el 40% de los adultos sufren molestias en el cuello cada año. El 10% -15% de los adultos informaron dolor crónico de cuello que había persistido más de 6 meses en el año anterior. En términos de prevalencia, en la población de más de 40 años de edad, el 20% experimenta dolor de cuello del cual el 5% de intensidad incapacitante. Durante años, se ha culpado a al perdida de la lordosis cervical de los problemas de cuello, ¿Es realmente la culpable de los dolores de cuello? Veamos…

¿Qué es una rectificación cervical?

La rectificación cervical consiste en la pérdida de la lordosis fisiológica (curvatura natural) de esta región de la columna.

El diagnóstico de “rectificación cervical”, tras un accidente de tráfico, es un tópico en cualquier consulta de fisioterapia de España. Cuando vemos a un paciente entrar por la puerta, radiografía en mano (ahora traen CD) y lo primero que te suelta es: “es que tengo una rectificación cervical y por eso me duele el cuello”. En este momento, pienso, ya empezamos mal, ya viene con una etiqueta qué, en la actualidad, tenemos datos científicos para desmontar esta creencia errónea tan arraigada (no sólo entre pacientes, sino entre profesionales sanitarios) de que tener dicha rectificación o inversión de la lordosis cervical no justifica su dolor.

Frente a esta entidad, el clínico se enfrenta a una serie de preguntas: ¿en qué medida tal hallazgo juega un papel en los síntomas del paciente? Si lo hace, ¿cuál es el papel del tratamiento conservador o incluso invasivo? ¿Cuáles son las implicaciones para la cirugía ya sea para procedimientos descompresivos o procedimientos correctivos?

 Primer mensaje sobre dolor de cuello y rectificación cervical:

“La rectificación cervical no tiene nada que ver con el dolor de tu cuello ni con el pronóstico asociado en latigazo cervical”

RECTIFICACIÓN CERVICAL

 

Johansson et al., en este estudio, investigaron los cambios en la imagen en individuos con WAD agudo (latigazo cervical) tras un accidente de tráfico. Evaluaron si la presencia de una deformidad cifótica en la columna cervical en la RMN (resonancia magnética) en la etapa aguda (aproximadamente 10 días después del accidente) se asoció con una mayor gravedad de los síntomas basales y un peor pronóstico a 1 año en comparación con posturas lordóticas o recttificadas tras un latigazo cervical. Sus hallazgos sugieren que la deformidad cifótica NO está significativamente relacionada CON EL DOLOR asociado al latigazo crónico.

rectificación resonancia

En este otro estudio de D. Grob et al., tuvieron como objetivo examinar la correlación entre la presencia de dolor en el cuello y las alteraciones de la lordosis cervical normal en personas mayores de 45 años. Se tomaron radiografías sagitales de la columna cervical y se completó un cuestionario, que indaga sobre el dolor de cuello y la discapacidad en los últimos 12 meses.

El estudio concluye y sugiere que, cuando se observan las llamadas “anormalidades” del perfil sagital en el paciente anciano con dolor de cuello, deben considerarse coincidentes y propias de la edad, es decir, NO necesariamente indicativas de la causa del dolor. Esto debe tenerse debidamente en cuenta en el diagnóstico diferencial de pacientes con dolor de cuello no específico.

Años más tarde, otro estudio, que parece ser el más reciente, es otra confirmación de la falta de significación de la curvatura cervical en el cuadro clínico. En 2014, Kumagai et al. publican un estudio con más de 700 voluntarios que miden la lordosis cervical e investigan su importancia. Llegan a la conclusión de que la alineación sagital de la columna cervical no se asoció con los síntomas del cuello, pero los cambios degenerativos se asociaron con la gravedad del dolor de cuello en las mujeres.

Entonces, si cualquier personal-profesional sanitario atribuye que tu dolor de cuello es por culpa de los hallazgos radiológicos de una rectificación cervical, y no se levanta de la silla para ver cómo se mueve tus cervicales, hacia dónde tienes más dolor, cuándo te duele más, cuánto tiempo tienes los síntomas,cómo es tu dolor, en qué parte del cuello te duele.. etc, realmente, te va a ayudar poco.

Como recomendación,un buen primer paso sería intentar un DIAGNÓSTICO / CLASIFICACIÓN  de tu dolor de cuello. Las guías de práctica clínica de dolor de cuello 2017 clasificaron el dolor de cuello en 4 categorías relacionadas con el modelo de tratamiento propuesto por Fritz y Brennan: (1) dolor de cuello con déficits de movilidad, (2) dolor de cuello con alteraciones de la coordinación del movimiento (3) dolor de cuello con dolor de cabeza, (4) dolor de cuello con dolor irradiado. 

“POR LO TANTO, EL FISIOTERAPEUTA DEBE ANALIZAR,EXAMINAR Y EVALUAR EL SISTEMA DE MOVIMIENTO( INCLUYENDO EL DIAGNÓSTICO Y PRONÓSTICO) PARA PROVEER UN PLAN DE TRATAMIENTO PERSONALIZADO E INTEGRAL ACORDADO CON EL PACIENTE PARA LOGRAR SUS METAS”

Como siempre, vuestros comentarios serán bienvenidos.

Francisco Monteagudo Marín

Fisioterapeuta-Osteópata.

REFERENCIAS

Neck Pain: Revision 2017 Clinical Practice Guidelines Linked to the International Classification of Functioning, Disability and Health From the Orthopaedic Section of the American Physical Therapy Association
J Orthop Sports Phys Ther. 2017;47(7):A1-A83. doi:10.2519/jospt.2017.0302

Johansson MP, Baann Liane MS, Bendix T, Kasch H, Kongsted A. Does cervical kyphosis relate to symptoms following whiplash injury? Man Ther. 2011;16:378-383.

Grob D, Frauenfelder H, Mannion AF. The association between cervical spine curvature and neck pain. Eur Spine J. 2007;16(5):669–78. doi: 10.1007/s00586-006-0254-1

Kumagai G, Ono A, Numasawa T, Wada K, Inoue R, Iwasaki H, et al. Association between roentgenographic findings of the cervical spine and neck symptoms in a Japanese community population. J Orthop Sci. 2014;19:390–7.

 

 

6 Comentarios
  • Javier Vizcaino
    Publicado 14:57h, 23 octubre Responder

    Hola Paco! Muy interasante siempre todo lo que se expone en el blog y mi enhorabuena por ello. Me gustaria saber tu opinion sobre la expresion “”sistema de movimirnto” que mencionas en el texto, ¿cuales son esos sistemas?
    Un saludo y abrazo enorme

    • NOVAfisium
      Publicado 00:23h, 25 octubre Responder

      Hola Javier,
      Gracias por pasarte por el blog y animarte a comentar.Respecto a tu pregunta, como bien sabes, el fisioterapeuta debe ser el especialista en analizar el movimiento humano y tenemos la responsabilidad de promover el movimiento “optimo” para mejorar la salud de nuestra sociedad. Deberíamos tener unos criterios de evaluación fundamentales y la habilidad de diagnosticar diferentes desordenes del movimiento.Este debería ser nuestro enfoque, no solamente clínico, sino académico y en investigación. A partir de ahí, me refiero a todos los componentes que pudieran incluirse en el complejo sistema de movimiento del cuerpo humano: BASE(sistema musculo-esquelético), SISTEMA NERVIOSO como modulador, BIOMECÁNICA estática y dinámica, sin olvidadar el APOYO del sistema cardiorespiratorio y metabólico. Cualquier alteración,posturas prolongadas, movimientos repetidos, deterioro de los componentes y sus interacciones,deterioro del movimiento etc. pueden llevar a PATOLOGÍA Y LIMITACIONES FUNCIONALES.
      Espero haberte aclarado.
      Un abrazoT enorme.

  • OsteoBCN
    Publicado 21:41h, 23 octubre Responder

    Hola Paco

    Enhorabuena por la entrada.

    Leyendo me preguntaba si en tu búsqueda has encontrado referencias que asocien la perdida de lordosis o la inversión de curva a una mayor incidencia de procesos degenerativos. Si ese fuera el caso, ¿podría considerarse la pérdida de lordosis un factor de riesgo y/o agravante del dolor cervical? (Más que la causa primaria)

    Un abrazo

    • NOVAfisium
      Publicado 09:35h, 25 octubre Responder

      Hola Gerard,
      Gracias por tu comentario, me hace especial ilusión viniendo de tí. No he encontrado tal afirmación. Había una referencia de Okada et al. dentro del estudio de Kumagai et al que los participantes sanos fueron seguidos durante diez años y al parecer demostraron una progresión más rápida de la degeneración discal en los sujetos que desarrollaron síntomas.Es probable que la progresión de los cambios estructurales se correlacione con los síntomas clínicos no así específicamente con la alineación cervical. Sobre todo en mujeres es donde se ha visto que esta correlación es más fuerte. Respecto a tu pregunta, pienso que no podríamos afirmarlo, al menos de forma rotunda, no sé si tenemos datos a día de hoy (yo sólo me he leido lo más relevante), pero si debe ser una hipótesis a considerar en futuros estudios. Grob afirma claramente que no encuentra relación entre curvatura y ningún indice de gravedad de los síntomas, como intensidad, discapacidad y la utilización de atención de la atención médica.
      Por otro lado, el principal problema que he encontrado es que los métodos descritos en la literatura para la evaluación radiográfica de la curvatura espinal es que varían de forma considerable.Además, salvo el estudio de D.Grob, donde estandarizan una posición y el ángulo entre linea horizontal y la linea de orejas era de 20º, en la mayoria de los estudios el posicionamiento del voluntario no se menciona. Otro aspecto, no menos importante, es que la posición de la pelvis al hacer radiografía, influye sobre la activación de musculatura profunda cervical con el consiguiente cambio en la curva sagital.
      Un saludo

  • Joan Parera
    Publicado 22:35h, 23 octubre Responder

    Hola Paco,
    En mi tesis doctoral he estado estudiando también los cambios en la lordosi y te transcribo la discusión de la misma al respecto (pronto saldrá la publicación del mismo)
    Según los resultados obtenidos, las técnicas de SAT producen cambios estadísticamente
    significativos en la lordosis cervical, por lo que se deduce que pueden actuar directamente
    sobre la lesión posicional cervical consecuencia de un traumatismo.
    Al mismo tiempo, aunque no existen estudios precedentes con técnica de SAT, Shilton et al (1) en el único estudio que hemos hallado sobre los cambios en la lordosis post manipulación espinal, obtuvieron sólo un aumento de 2,1º (p=0,12), por lo que los resultados de nuestra
    investigación abren una puerta al desarrollo de nuevos estudios, en la posibilidad de
    conseguir cambios en la lordosis cervical, y en las posibles consecuencias que estos cambios podrían tener sobre los procesos degenerativos. En este último aspecto existe una disparidad de resultados: mientras Gore (2) en un estudio de seguimiento a 10 años concluye que la
    ausencia de lordosis en las radiografías laterales es un factor de mal pronóstico en lesiones traumáticas, Kim et al (3) concluyen que no hay relación entre el alineación de la columna cervical y el dolor, Peolson et al (4) concluyen que la postura del cuello contribuye a una demanda excesiva de la musculatura dorsal cervical con el consecuente perjuicio, y otros como Sun et al (5) si bien encuentran relación entre la disminución de la lordosis cervical y
    la aparición de dolor, concluyen que se necesitan de estudios futuros para delimitar la correlación de estos factores.
    En consecuencia, los hallazgos de nuestro estudio añaden innovación y nos abren la puerta a futuros estudios para determinar la importancia del cambio en la lordosis cervical.
    1- Shilton M, Branney J, De Vries BP, Breen AC. Does cervical lordosis change after
    spinal manipulation for non-specific neck pain? A prospective cohort study. Chiropractic &
    Manual Therapies [Internet]. 2015 Dec [cited 2016 Mar 31];23(1). Available from:
    http://www.chiromt.com/content/23/1/33
    2-. Gore DR. Roentgenographic Findings in the Cervical Spine in Asymptomatic
    Persons: A Ten-Year Follow-up. Spine [Internet]. 2001;26(22). Available from:
    http://journals.lww.com/spinejournal/Fulltext/2001/11150/Roentgenographic_Findings_in_th
    e_Cervical_Spine_in.13.aspx
    3- Kim J-H, Kim JH, Kim J-H, Kwon T-H, Park Y-K, Moon HJ. The Relationship
    between Neck Pain and Cervical Alignment in Young Female Nursing Staff. Journal of
    Korean Neurosurgical Society. 2015;58(3):231.
    4- Peolsson A, Marstein E, McNamara T, Nolan D, Sjaaberg E, Peolsson M, et al. Does
    posture of the cervical spine influence dorsal neck muscle activity when lifting? Manual
    Therapy [Internet]. 2013 Jul [cited 2013 Nov 15]; Available from:
    http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S1356689X13001161
    5- Sun A, Yeo HG, Kim TU, Hyun JK, Kim JY. Radiologic Assessment of Forward
    Head Posture and Its Relation to Myofascial Pain Syndrome. Annals of Rehabilitation
    Medicine. 2014;38(6):821.

    • NOVAfisium
      Publicado 11:28h, 25 octubre Responder

      Hola Joan,
      Gracias por pasarte a comentar, siempre es de agradecer. Estuve a punto de comentarte por privado el tema. Como te dije, me sonaba que tu tesis iba sobre esta temática pero no estaba seguro. Cuando esté disponible estaría encantado de leer la publicación. Como has visto se necesitan más estudios para acotar la correlación de estos factores. En la respuesta a Gerard he aclarado algunas cosas y algunas limitaciones que, en mi humilde opinión sin ser experto en investigación, he encontrado. Espero que realmente tu tesis ayude a investigadores a seguir arrojando luz a esta temática.
      Un cordial saludo

Enviar Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR