ESGUINCE DE TOBILLO. LA FISIOTERAPIA ES TU ALIADA PARA RECUPERARTE

ESGUINCE DE TOBILLO. LA FISIOTERAPIA ES TU ALIADA PARA RECUPERARTE

Un esguince lateral de tobillo o en inglés Lateral Ankle Sprain (LAS) es una lesión musculoesquelética frecuente, con una alta prevalencia entre la población general y las personas que participan en diferentes deportes. Alrededor del 40% de todas las lesiones traumáticas de tobillo ocurren durante la realización de la práctica deportiva. Esto quiere decir que, si haces actividad física, estás comprando papeletas para tener un esguince de tobillo en algún momento. A pesar de ello, los beneficios de la actividad física superan por mucho a los riesgos, así que, sigue practicando deporte. 

Para los deportes de interior, se ha informado una incidencia de 7 LAS por cada 1000 exposiciones. A pesar de la alta prevalencia e incidencia de dicha lesión, se ha informado que solo aproximadamente el 50% de las personas que incurren en un esguince buscan atención médica. Una gran proporción de las personas que lo sufren desarrollarán inestabilidad crónica del tobillo (CAI), sobre todo si el tratamiento es inadecuado. 

La inestabilidad crónica del tobillo puede definirse como quejas persistentes de dolor, sensación de inestabilidad, hinchazón y la sucesión de esguinces recurrentes durante al menos 12 meses después del esguince inicial de tobillo, lo que a su vez puede conducir al absentismo (a largo plazo) en el trabajo y los deportes. Los costos del tratamiento en combinación con la baja por enfermedad conducen a una alta carga socioeconómica. Además, se han reportado asociaciones con la degeneración articular y las lesiones osteocondrales (artrosis)  a lo largo del tiempo. Un diagnóstico, tratamiento y prevención adecuados para evitar recurrencia de esta lesión, podrían prevenir el desarrollo a largo plazo de síntomas asociados y, por lo tanto, redujeron sustancialmente la carga socioeconómica asociada.

¿ CÓMO SABES SI TE HAS HECHO UN ESGUINCE?

Dependiendo de cada caso y de la gravedad del mismo ( Grado 1-2-3) , normalmente suele haber un mecanismo de torsión previo en el tobillo. No puede existir un esguince de tus ligamentos si no te tuerces el tobillo, para que me entiendas. Si este ha sido el caso, notarás un dolor súbito justo debajo y al lado a la parte distal peroné ( la pequeña protuberancia ósea que hay justo al llegar a la parte externa del tobillo). Si la torcedura ha sido grave, notarás impotencia funcional (te costará andar) y en breve notarás como se va inflamando debido a la ruptura o afectación del ligamento. No te preocupes, la inflamación y dolor es un mecanismo de protección y tu aliado para avisarte y decirte, ¡eiihhh, te has hecho daño, acude al profesional sanitario para valorar el estado de ese tobillo e intenta no andar mucho y proteger el tobillo! Seguramente, si el esguince ha sido intenso, te saldrá un hematoma por debajo del peroné como consecuencia de las pequeñas roturas fibrosas del ligamento lastimado. ¡ NO TE ASUSTES, es algo normal dentro del proceso!

Esguince reciente

Hematoma Posterior. Imagen wikipedia

 

¿ES NECESARIA LA RADIOGRAFÍA?

Depende. Los profesionales sanitarios contamos con las reglas de Ottawa que nos van a servir para tomar la decisión de si hacer una radiografía o no. Estas reglas nos ayudan a no radiar a las personas que no necesitan un RX si es un esguince leve. Se ha comprobado que la buena utilización de estas reglas reducen en un 68% la realización de las pruebas de imagen y, si el resultado es negativo, la probabilidad de tener una fractura es muy baja ( 1 de de cada 100). Son unas reglas donde tocamos unos puntos óseos específicos para así valorar si hay posibilidad de que exista una fractura y sea necesario hacerte una radiografía. En la mayoría de los casos no es necesario, salvo que veas que el tobillo te crepite, tengas un hematoma grande y tengas una limitación total para apoyar el pie. Si este es el caso, acude a urgencias para que te hagan una radiografía para descartar lesiones óseas  ( fractura de peroné, fractura del quinto meta, fractura de tibia etc..) y ser valorado por un médico traumatólogo especialista. Además del esguince del ligamento lateral externo (el más común), existe otro tipo de esguince con síntomas más craneales (los síntomas y la inflamación es más arriba), donde se puede lesionar también la sindesmosis (un ligamento que une la tibia con el peroné) y, la radiografía puede revelarnos a los clínicos mucha información interesante sobre si hay una posible afectación de esta estructura. En definitiva, tener un buen diagnóstico ( grado 1-2-3, sindesmosis, fractura,etc…) es de vital importancia para el posterior tratamiento y saber con aproximación a los plazos de recuperación a los que te vas a enfrentar. 

Imagen de Javier Yanguas ( Médico del F.C. Barcelona)

Reglas de Ottawa

 

¿ Y, DESPUÉS DEL DIAGNÓSTICO, CUÁL ES EL MEJOR TRATAMIENTO?

Sin dudarlo la fisioterapia es tu aliada. Antiguamente recordarás que se escayolaban los tobillos 15 días, vendajes hasta la rodilla etc.. A día de hoy, y siguiendo la evidencia más actual, el reposo y la inmovilidad ha demostrado tener mucho peores resultados que la movilidad precoz y la carga gradual pautado por un fisioterapeuta. Los primeros 2-3 días es una buena opción el protocolo POLICE (aunque la aplicación de hielo que incluye está un poco en entredicho últimamente) o si eres más romántico el protocolo más actualizado de Blaise Dubois (2) PEACE & LOVE (qué bien suena ohhh). Te explico en español que nos vamos a entender mejor:

Las siglas POLICE significan: PROTECTION (PROTECCIÓN) OPTIMAL (ÓPTIMA) LOADING (CARGA)  ICE(HIELO)  COMPRESSION( COMPRESIÓN) ELEVATION (ELEVACIÓN DEL MIEMBRO)

Las siglas PEACE & LOVE significan: PROTECTION (PROTECCIÓN),  ELEVATION (ELEVACIÓN DEL MIEMBRO),  AVOIDANTE INFLAMMATOIRES( EVITAR ANTIINFLAMATORIOS),  COMPRESSION( COMPRESIÓN) EDUCATION ( EDUCACIÓN)     &      LOADING (CARGA), OPTIMISM (OPTIMISMO) VASCULARISATION ( VASCULARIZACIÓN) EXERCISE ( EJERCICIO)

Protocolo PEACE & LOVE

En resumen, y siguiendo estos protocolos, te recomendamos que los primeros 2-3 días (proceso inflamatorio) lleves un vendaje funcional realizado por tu fisioterapeuta para limitar el movimiento de torsión, proteger la estructura lesionada y reducir la inflamación, edema y dolor. Si es posible, según tolerancia del dolor y con precaución para no intensificar las molestias e inflamación, apoya un poco el pie para no perder funcionalidad y fuerza  ya que esto favorece la curación a la vez que estimula los tejidos afectados. Eleva de vez en cuando el miembro afecto para evitar el edema. Muchos nos preguntáis: ¿ Es recomendable tomar antiinflamatorios en esta fase? La respuesta es NO.  Se ha demostrado que pueden interferir en el proceso biológico de curación de los tejidos lesionados.

Vendaje funcional. Imagen Clínica Mendieta

Después de este periodo inicial inflamatorio, el cual es importarte respetar, entra en juego la palabra LOVE y es cuando cuando es de vital importancia el papel del fisioterapeuta para que te vaya guiando en tu recuperación, indicándote qué ejercicios y qué carga es la que puedes tolerar para que ser produzca una fase de proliferación eficaz. Se ha comprobado que, como máximo, debes llevar el vendaje funcional 10 días, en los cuales puedes ir realizando a la vez ejercicios funcionales sencillos y  ejercicios cardiovasculares que tu fisioterapeuta te ira indicando. Mi opinión es que cuanto antes instaures un programa de ejercicios funcionales, sobre todo si eres deportista, que incluya movilidad, propiocepción y fuerza, mejor será el resultado, la evolución y las recaídas. Además, un buen fisioterapeuta, no sólo se centrará en el tejido lesionado (tobillo), sino que analizará posibles disfunciones biomecánicas en la extremidad inferior en busca de debilidades de fuerza, como por ejemplo falta de fuerza en los glúteos, ya que se ha visto que la falta de activación en esta musculatura es un factor predisponente para poder tener un esguince de tobillo.

Terapia Manual. Imagen Clínica NOVAfisium

Terapia Manual. Imagen de Sport Injury Clinic

Ejercicios de fuerza. Imagen de fisioalmoradi.com

Ejercicios Propioceptivos. Imagen de Triatlónnoticias.com

¿POR QUÉ TRATARSE ADECUADAMENTE UN ESGUINCE DE TOBILLO?

  • Para reparar el tejido lesionado con estímulos adecuados
  • Evitar esguinces de repetición
  • Evitar dolor crónico de tobillo
  • Evitar complicaciones futuras de inestabilidad.
  • Retomar con garantías a la actividad laboral o deportiva

 

CONCLUSIONES

El diagnóstico inicial ( grado 1-2-3, sindesmosis, etc…) es fundamental para enfocar el posterior tratamiento. Llevar un vendaje de protección para la articulación los primeros días, respetando la fase inflamatoria, puede ser de gran ayuda para mitigar el dolor y el edema. En mi opinión, respetar esta fase nos ayuda en el posterior tratamiento, mientras que querer hacer demasiado en este periodo puede traernos complicaciones futuras. Menos es más en esta fase.

Existe un fuerte nivel de evidencia apoyando el uso del ejercicio y abordaje activo para el tratamiento de esguinces de tobillo y para reducir la prevalencia de lesiones recurrentes. Los ejercicios te ayudarán a restaurar la movilidad, fuerza y ​​propiocepción poco después de tu lesión. El dolor debe ser evitado respetando el proceso natural para asegurar una reparación óptima durante la fase subaguda de recuperación, y debe usarse como guía para las progresiones de ejercicio. Todo ello te ayudará a tener una mayor de funcionalidad futura.

El reposo y la inmovilidad ( escayola) han demostrado tener mucho peores resultados y, por lo tanto, no se recomiendan.

Como siempre, vuestros comentarios serán bienvenidos.

Francisco Monteagudo Marín 

Fisioterapeuta

 

REFERENCIAS

1.Vuurberg G, et al: Diagnosis, treatment and prevention of ankle sprains: update of an evidence-based clinical guideline  Br J Sports Med 2018;  52:956.

2.Dubois B, Esculier J-F, Br J Sports Med January 2020 Vol 54 No 2

3. www.laclinicadelcorredor.com

 

0 Comentarios

Enviar Comentario